Información

Promociones especiales

No hay ofertas en este momento.
video-gallery

Visita nuestro canal

Más videos

Las virtudes del buen aplicador

Las virtudes del buen aplicador

Muchos de los problemas que aparecen en el estratificado y en general en las aplicaciones de los materiales composites se pueden prevenir manejando bien dos conceptos, dos virtudes principales que ha de tener el buen aplicador : La planificación y la mesura o equilibrio:

Planificación, al igual que cuando hacemos una receta de cocina: En ella ya sabemos los pasos que vamos a dar, los tiempos de tratamiento de cada paso y, especialmente, tenemos a mano todo lo necesario para ir avanzando en el proceso.

Eso quiere decir que somos conscientes de la temperatura y condiciones ambientales y buscamos e incluso nos proveemos de las más idóneas. También que conocemos los tiempos de trabajo y de gel de cada producto, y que no nos atolondramos siendo demasiado rápidos, ni tampoco nos distraemos siendo tan lentos que la resina comience a gelificar en el recipiente de mezcla.

Planificación significa también que nos proveemos de recipientes limpios y con un plástico resistente al contacto con los productos (que no lleve estireno en sus componentes), y que tenemos a mano acetona para limpiar las brochas y pinceles. Todo ello nos permitirá evitar contaminaciones cruzadas entre productos, una de las causas más habituales de problemas posteriores.

La mesura y equilibrio es la otra virtud capital a la hora de trabajar con estos productos: Mesura para calcular y pesar adecuadamente todos los componentes, resinas y catalizadores especialmente, con el fin de respetar las proporciones recomendadas por el fabricante. Saber repartir de forma equitativa las capas de resina y Gel Coat, para que no queden partes con carencias que provocan que sean débiles en su estructura, ni tampoco pongamos capas tan gruesas cuya reacción de curado resulte incontrolable y contraproducente. No esperar más de lo necesario entre capa y capa, ni tampoco quedarse cortos: Recordar la regla del Tacking o mordiente que ya hemos visto, y esperar cada 3 capas antes de poner la siguiente. Mesura para no confiar en el “ojímetro” y sí en un instrumento lo más preciso posible de peso y medida.

 En resumen, dos virtudes principales: La planificación y la mesura. Además de buen ojo y ¿Por qué no decirlo? bastante paciencia…

Publicado en Magazine

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Agregar un comentario!
Nombre:*
Email:*
Mensaje:*
  Captcha
  Agregar un comentario!

Glaspol composites

Teléfono

963 494 733

Horario

Lunes a Jueves

9:00 - 14:00

17:00 - 19:00


Viernes

9:00 - 14:00

Síganos en Facebook

PayPal